Seleccionar página

El azúcar está presente en infinidad de alimentos industrializados y también en alimentos naturales. Para llevar una alimentación saludable, conviene conocer las diferencias entre azúcares naturales y azúcares añadidos. La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar sólo los alimentos con «azúcares añadidos».

Diferencias entre azúcares naturales y azúcares añadidos:

 

Por todos es sabido que los alimentos industrializados empaquetados no son buenos para la salud ya que contienen, entre otras sustancias poco saludables los nocivos azúcares añadidos. En ocasiones las grandes empresas dedicadas a la producción industrializada de los alimentos y bebidas tratan de engañar al consumidor haciéndole creer que sus productos no contienen azúcares añadidos camuflando su contenido usando términos como: jarabe, endulzante, concentrado de sabor a fruta, fructosa, dextrosa, glucosa o sacarosa. La ingesta de estos azúcares incrementa el riesgo de desarrollar patologías como obesidad, resistencia a la insulina, diabetes, ácido úrico elevado, triglicéridos elevados, hígado graso, cáries en los dientes, entre otros problemas serios de salud. Si se detecta alguno de estos elementos en la etiqueta del producto se debe evitar su consumo.

 

Azúcares naturales y azúcares añadidos

 

Por el contrario los alimentos de origen vegetal como las frutas, verduras o cereales proporcionan azúcares naturales al organismo. Estos azúcares son muy beneficiosos para el buen funcionamiento de los órganos vitales, prevenir y mejorar enfermedades y prolongar la vida.

Consejos para eliminar los azúcares añadidos de tu dieta diaria:

 

  • Cambia las bebidas o refrescos azucarados por agua: una lata de cola de 33 centilitros contiene 35 gramos de azúcar añadido, lo que equivale a 139 calorías.
  • Cuando hagas la compra lee detenidamente las etiquetas y evita productos cuyos ingredientes contengan azúcar o endulzante.
  • Come frutas naturales en vez de alimentos procesados como bollería azucarada o caramelos.
  • Cambia los cereales azucarados por desayunos ricos en frutas y cereales integrales o avena.
  • Los sustitutos del azúcar como la sacarina o la stevia industrializada no son azúcares naturales.
  • Los alimentos ecológicos son los más saludables y no contienen azúcares añadidos.

 

Pin It on Pinterest